miércoles, 31 de diciembre de 2008

Israel

El problema no es que Israel sea un Estado judío, sino que es un Estado terrorista. Aunque hubiese sido fundado y habitado por otomíes, por pashtunes o por noruegos, sus prácticas genocidas merecerían algo más que la condena universal: la intervención inmediata y enérgica de la comunidad de naciones para defender a las víctimas de su barbarie y para llevar a sus gobernantes ante tribunales internacionales de justicia y procesarlos por crímenes de guerra.
Dos razones explican que ello no haya ocurrido aún y que, posiblemente, no ocurra jamás: el (justificado) sentimiento de culpa de las potencias occidentales por no haber impedido el exterminio de judíos que llevaron a cabo los nazis y, mucho más importante y decisiva, la condición de Tel Aviv como aliado estratégico de Europa y Estados Unidos en una región predominantemente árabe, islámica, y por mucho tiempo reacia a uncirse a los dictados colonialistas de las metrópolis. De no ser por esos factores, hace mucho tiempo que Israel habría sufrido un férreo bloqueo económico, habría sido hostigado en forma sistemática y, posiblemente, habría sido arrasado por los bombarderos de Occidente, como les ocurrió a Irak, a la extinta Yugoslavia y a Afganistán.

Y es que el régimen israelí no sólo es culpable de delitos de lesa humanidad, como éste al que asistimos en el fin de 2008, cuando los aviones de Tel Aviv ejecutan sanciones colectivas contra las mujeres, los hombres, los niños y los ancianos de Gaza, sino también de la fabricación de armas de destrucción masiva: las bombas atómicas de Israel, producidas ante las narices de Washington y de Bruselas son, para el mundo, una amenaza mucho más real que las supuestas armas iraquíes cuya existencia inventó George W. Bush para dar justificación a su guerra de negocios. Adicionalmente, el Estado fundado por Ben Gurión y Weismann (vinculados a Haganá e Irgún, organizaciones sionistas célebres por sus represalias sangrientas contra los árabes, y no menos terroristas que las islámicas Hamas y Hizbollá) ha aplicado en Cisjordania y en la porción palestina de Jerusalén una política sistemática de limpieza étnica semejante a la que el extinto régimen de Milosevic puso en práctica en Bosnia; ha saqueado y devastado los recursos naturales de los palestinos, ha reducido a las poblaciones de Cisjordania y Gaza a la explotación inmisericorde, a la miseria y a la humillación y ha implantado, en el territorio israelí, un régimen racista de discriminación y apartheid sobre los ciudadanos árabes.
A estas alturas, el Estado israelí no corre ningún peligro de ser arrasado ni destruido por sus vecinos árabes y musulmanes, y menos por los puñados de desesperados harapientos que de cuando en cuando realizan atentados terroristas contra el sur de Israel. Sus vastos recursos bélicos –obtenidos en buena medida gracias al respaldo incondicional de Washington– le aseguran una ventaja irreversible y aplastante sobre el resto de los países de la región.

Los principales enemigos del régimen de Israel son su propia arrogancia, su impunidad, hasta ahora absoluta, su desprecio hacia la legalidad internacional y la aplicación racista y facciosa de sus propias leyes. Por esa vía, el Estado hebreo (lo mismo daría si fuera mixteco, druso o armenio) se encamina hacia una bancarrota moral irreparable. Occidente debe intervenir, no para destruirlo, como hizo con Irak y con Afganistán, sino para contenerlo, para reformarlo, para rescatarlo de sí mismo y, desde luego, para impedir que siga rindiendo tributos a la barbarie y ofreciéndole al mundo regalos horrorosos como este año nuevo ensangrentado en Gaza. Pero no hay que mezclar las cosas: llegado el momento, cuando suene el shofar, muchos gentiles, con el mismo afecto de todos los años, diremos shaná tobá a nuestros amigos y conocidos judíos, sean israelíes o no.

P.M. en La Jornada
Fotos AP y Reuters

Bailando



Bailando, bailando,
amigos adiós, adiós, el silencio loco.
Bailando, bailando,
amigos adiós, adiós, el silencio loco.
Bailando ...

Sí señor, efectos especiales, yeah, yeah, yeah.
sí señor, la trepanación, yeah, yeah, yeah.

Tú y yo a la fiesta,
tú y yo toda la noche.
Tú y yo a la fiesta,
tú y yo ...

Bailando, bailando,
amigos adiós, adiós, el silencio loco.
Bailando, bailando,
amigos adiós, adiós, el silencio loco.
Bailando ...

Sí señor, corona de cristales, yeah, yeah, yeah.
sí señor, una felación, yeah, yeah, yeah.

Tú y yo a la fiesta,
tú y yo toda la noche.
Tú y yo a la fiesta,
tú y yo ...

Bailando, bailando,
amigos adiós, adiós, el silencio loco.
Bailando, bailando,
amigos adiós, adiós, el silencio loco.
Bailando ...

(Astrud, 1999, versión de un original de los belgas Paradisio, 1996)

viernes, 26 de diciembre de 2008

Corte de apelación ratifica prisión para Julien Coupat

"La corte de apelación de París ha decidido este viernes mantener en prisión a Julian Coupat, detenido desde el 11 de noviembre en el marco de una investigación sobre sabotajes contra los ferrocarriles franceses..."

Suena a repetido, pero ha vuelto a suceder. Otro juez ya ordenó su puesta en libertad el día 19, se acudió entonces a una figura jurídica excepcional denominada "référé-détention" (algo así como prisión preventiva, creo) para mantener a Coupat en la cárcel, decisión ratificada el martes por el presidente de la corte parisina en respuesta al recurso de la defensa. Ahora es la sala de apelación en pleno la que ha optado por el mantenimiento en prisión de Coupat.
La abogada Iréne Terrel habla de "instrumentalización de la justicia", ya que el caso se presenta ante una sala 'en vacaciones' compuesta por jueces que no conocen un sumario de gran peso político y mediático. "La libertad debe ser la regla y la detención provisional la excepción", explica.
La acusación, apoyada por el gobierno de Sarkozy (is Babylon) y especialmente por la ministra de Interior Alliot-Marie, aka MAM, presenta a Coupat como "líder carismático e ideólógo" de un grupo clandestino "anarco-autónomo". No hay prueba alguna que le vincule con los supuestos sabotajes. Eso sí, el chico (34 años) es doctor en Sociología, escribe libros políticos, vive en el campo y no tiene teléfono móvil. De los nueve detenidos el 11 de noviembre en el pequeño pueblo de Tarnac, sólo él e Yldune Levy continúan presos.

Aquí en Libération
Soutien!


(Thierry Zoccolan/AFP)

Poema

EL EXPLORADOR REGRESA A PALACIO

Señor mío:
Ella hace visibles los hilos del amor.

Ella es hermosa y libre y dulce
y pronuncia palabras celestes
con las que desviste a la penumbra
y la convence de su error.

Ella se enreda con las fieras
y les habla de la piel de la tarde.

Señor mío, os lo ruego:
Si lo tiene,
no recuerdo su nombre,
pero
ella no debería morir nunca
ni tampoco sufrir ningún daño.


José María Gómez Valero

jueves, 25 de diciembre de 2008

dylanismos



Dylan en Newport, 1965, el día antes del pollo. Como curiosidad, fue el tema con el que Cher comenzó su carrera.


All I really want to do

I ain't lookin' to compete with you,
beat or cheat or mistreat you,
simplify you, classify you,
deny, defy or crucify you.
All I really want to do
is, baby, be friends with you.

No, and I ain't lookin' to fight with you,
frighten you or uptighten you,
drag you down or drain you down,
chain you down or bring you down.
All I really want to do
is, baby, be friends with you.

I ain't lookin' to block you up
shock or knock or lock you up,
analyze you, categorize you,
finalize you or advertise you.
All I really want to do
is, baby, be friends with you.

I don't want to straight-face you,
race or chase you, track or trace you,
or disgrace you or displace you,
or define you or confine you.
All I really want to do
is, baby, be friends with you.

I don't want to meet your kin,
make you spin or do you in,
or select you or dissect you,
or inspect you or reject you.
All I really want to do
is, baby, be friends with you.

I don't want to fake you out,
take or shake or forsake you out,
I ain't lookin' for you to feel like me,
see like me or be like me
.
All I really want to do
Is, baby, be friends with you.

martes, 23 de diciembre de 2008

Tarnac: Julien Coupat e Yldune Levy siguen encarcelados

La cámara de instrucción de la corte de apelación de París se pronunció el martes por el mantenimiento en prisión de Julien Coupat, encarcelado desde mediados de noviembre en el marco de la investigación sobre sabotajes en las líneas de ferrocarril. La presidenta Brigitte Bliecq mantiene así la tesis de la sala de París que bloqueó la salida de la cárcel de Coupat, ordenada por otro magistrado, mediante un procedimiento de urgencia. El lunes se denegó la petición de puesta en libertad de Yldune Levy, en prisión por la misma investigación.
Coupat ya ha declarado ante el juez, a Yldune ni siquiera le han concedido eso tras casi 40 días en prisión, los cuatro primeros sin asistencia legal ni comunicaciones. Otras siete personas detenidas en la misma operación han sido puestas en libertad bajo vigilancia. Los hechos que se juzgan suponen un acto de sabotaje de entre los más de 20.000 que sufren los ferrocarriles franceses cada año. Los investigadores han admitido públicamente que no existen pruebas contra los acusados. La ministra de Interior reconoce que "su extraño modo de vida", sus bibliotecas y la asistencia a manifestaciones son elementos de la investigación.

aquí en Libération

lunes, 22 de diciembre de 2008

Si no rompes la ley, la ley te rompe a ti (más recomendaciones)

Cuando aún seguimos extasiadas con el descubrimiento de Multitud y la cantidad de material potente que alberga, gracias al amigo Diego conocemos amputacioneS (literatura, cine, blogging...) y la Biblioteca Agitprov (libros libres descargables). Den una vuelta y hagan funcionar a sus neuronas atiborradas de polvorones, es todo un placer.


De amputacioneS:

"The Law was no good. The Law was old people, like his mother and father and his teacher, telling him what to do, what to eat, when to eat it. The Law put you to bed, made you get up. The Law washed your face, poked a washcloth into your ears, sent you to school and to church. The Law offended him, gave him a bellyache, insulted him. And in the end, the Law even destroyed the outlaw."

John Fante, The Big Hunger

domingo, 21 de diciembre de 2008

Imperio, biopoder


"Esto quiere ser un colaboratorio y/o punto de encuentro de cualquiera que se inscriba de algún modo en la política que realizan los movimientos sociales. Desde esas coordenadas, se intenta reflexionar sobre las tecnologías de información y comunicación, y en general sobre la CTS (Relaciones entre ciencia, tecnología y sociedad). Más en general se trata co-producir y mapear conocimiento en/de la Multitud."


Así se presenta el blog Multitud, altamente recomendable, sólo para adultos.
Aquí, y a partir de ahora también en el lateral derecho de esta página.

sábado, 20 de diciembre de 2008

resistencia2012, pintadas y the last pijota




Al tiempo que el Barça prepara su partido del domingo, el equipo de investigación de hayunaguerra ve confirmadas las sospechas sobre el inminente deceso de resistencia2012. Esta misma mañana la ministra Bibiana Aído -que continúa imparable su carrera como la anti-teo del psoe-, presentaba junto al plenipotenciario Gaspar Zarrías y toda una compañía teatral-publicitaria contratada al efecto el 'Plan de Acción para la Celebración del Bicentenario de la Constitución de 1812 y los Valores Democráticos entre la Juventud', 450.000 euros mediante (ou yeah?), en solemne acto en el Oratorio de San Felipe Neri, evento al que servidora estaba invitada y que lamenta profundamente haberse perdido por aprovechar una mañana de trabajo. Y allí, según reza la prensa local: "Entre las actividades presentadas, la creación de la plataforma de participación 'lapeparesiste.es', y en el primer trimestre de 2009 la I Carrera Constitucional de Cádiz a San Fernando con motivo del 19 de marzo, que se repetirá cada año. Además habrá una convocatoria al Premio Injuve de periodismo joven iberoamericano, la celebración del Campus Party ciber Pepa (previsto para el tercer trimestre de 2009) y para el cuarto trimestre de 2009 un taller llamado 'La Pepa en blanco', que se trata de jóvenes creadores que participan en actividades en la calle. Por otro lado, la ministra ha enumerado las actividades de continuidad, entre ellas el Programa artículo 48, que se llevará a cabo con los institutos de secundaria en el que se harán interpretaciones teatrales, comic y el concurso de debate: En defensa de los derechos. Otra de las actividades de continuidad que ha resaltado Gaspar Zarrías ha sido La Pepa lab, debates sobre los valores y experiencias innovadoras por parte de las asociaciones y coloquios universitarios." ¿Y nuestra querida resistencia2012? La propia ministra lo explicaba en una tribuna aparecida en la otra prensa local: se trata de distintas fases de una misma campaña. Fasheada se queda una, oiga.
Pocas horas después del acto en el Oratorio, el ay-untamiento emitía una nota volviendo a criticar la campaña resistencia2012 y vinculándola directamente con unas pintadas aparecidas en el día de hoy en distintos puntos de la ciudad (son las de las fotos). En la nota, entre otras cosas, Juan José Ortiz, teniente de alcaldesa delegado de Cádiz 2012 para la conmemoración del Bicentenario de la Constitución de Española de 1812, se pregunta “cuáles son los valores que se pretenden (sic) trasladar a los jóvenes, ¿incitar a la protesta, a la pintada, a los valores antisistema, al anarquismo? ¿estos son los valores constitucionales a los que se refiere el Ministerio de Igualdad? porque, lamentablemente, es lo que están consiguiendo a tenor de los comentarios en la plataforma de internet, y a través de las pintadas de hoy”.
En este crepuscular paisaje de estulticia y decadencia del espectáculo, desde hayunaguerra el único comentario de las 10.000 visitas (¡qué humor señora!) que contabiliza la ministra encontrado en resistencia2012 al que nos adherimos es una petición de "solidaridad para la última pijota del cartucho que nadie quiere y queda abandonada".

Sarkozy is Babylon (4) (Terrorismo de ultraizquierda, la obsesión de la ministra Alliot-Marie)


(traducción libérrima, apropiacionista y sin necesariamente compartir todo lo que dice de un artículo de Guillaume Dasquié aparecido en Libération)

Desde que comenzó a ejercer su cargo en la primavera de 2007, Michelle Alliot-Marie [ministra francesa de Interior, Ultramar y Colectividades Territoriales], aka MAM, teme a un enemigo que ya no existe: el terrorismo de ultraizquierda. Sus esbirros se han aplicado a ofrecerle una realidad a posteriori gracias al 'caso Julian Coupat'. Un miembro importante de su gabinete confirma que "la ministra del Interior muy pronto hizo el siguiente análisis: la casi desaparición del Partido Comunista, los estados de ánimo del Partido Socialista y las debilidades de la LCR han abierto un espacio de contestación que ya no está bajo el marco de un partido democrático. En este contexto, los movimientos sociales pueden desarrollar su respuesta más allá de la retórica. Así, ella pidió a la DST (Direction de la Surveillance du Territoire, algo así como el FBI francés) que se pusiera a trabajar en este nuevo fenómeno". Todo queda dicho. La DST sólo puede investigar aquello que se encuadra dentro de sus competencias: la lucha contra los atentados a la seguridad nacional o la lucha contra el terrorismo. En el plano judicial esto se traduce en la apertura de dossiers en la Sección 14ª del Tribunal de París (la misma encargada de los acusados de Tarnac), única habilitada para tratar de terrorismo y atentados a la seguridad del Estado.

Opúsculo. En ese momento, mientras MAM lanza su idea, el aparato policial no ha leído L'insurrection qui vient, libro editado el 22 de marzo de 2007 cuya escritura es atribuida a Julien Coupat. Pero el criminólogo Alain Bauer, habitual confidente de Sarkozy, descubre que el opúsculo presenta según sus tesis "similitudes con los primeros discursos de las Brigadas Rojas". En julio de 2007 se encuentra con Frédéric Péchenard, jefe de la Dirección General de la Policía, y le remite "un ejemplar del libro acompañado de un breve memorándum en el que le anima a interesarse por el sujeto", según precisa. El jefe de la Policía se muestra rápidamente convencido y ordena un primer estudio a sus agentes. En el curso del mes de diciembre de 2007, su equipo le envía una nota sintetizando "las redes de la extrema izquierda en Francia y en Europa", confirmando la bien fundada teoría ministerial. Un mes más tarde, en Estados Unidos agentes de inmigración controlan a Julien Coupat y su compañera por un error en su documentación. En su coche, los funcionarios encuentran documentación sobre los centros de reclutamiento del ejército en Nueva York, objetivos recurrentes de los movimientos contra la guerra de Irak, de los anarquistas neoyorquinos o de los pacifistas. "Cuando el señor Coupat estuvo en Estados Unidos en las manifestaciones contra los centros de reclutamiento del ejército, esa información, transmitida por el FBI, ha sido inmediatamente tenida en cuenta por la DST, que comenzó a interesarse en ese tipo de movimientos", recuerda el alto responsable del gabinete de MAM.

De la nada. Consecuencia lógica: el 16 de abril de 2008, en París, se encarga una investigación preliminar a los servicios de lucha antiterrorista. Por parte estadounidense, se sospecha de elementos anarquistas por la colocación de un explosivo de baja potencia, el 6 de marzo, en una oficina de reclutamiento del ejército en Nueva York, pero el FBI no parece que se tome en serio la responsabilidad de Julien Coupat en el episodio. Los servicios de espionaje de la embajada francesa en Washington reconocen que "nunca hemos escuchado hablar de una cooperación judicial o de una comisión internacional para Julien Coupat". No importa. El incidente en la frontera canadiense ya basta para contentar la voluntad de incluir a Coupat en esta nueva categoría de terroristas, creada de la nada.

Para facilitar esta evolución, MAM se ha dotado de servicios secretos a medida. El decreto de 27 de junio de 2008 amplía las competencias de la nueva Dirección Central de Seguridad Interior (DCRI, en sus siglas en francés), que sucede a la DST. Al margen de las tradicionales misiones de contraespionaje o de lucha contra el terrorismo islamista, el texto prevé que la DCRI "participe igualmente en la vigilancia de individuos, grupos, organizaciones, y en el análisis de los fenómenos sociales, susceptibles, por su carácter radical, su inspiración o sus modos de actuación, de poder atentar contra la seguridad nacional". Un arma de amplio espectro.


(visiten la página de apoyo a los detenidos el 11 de noviembre, próximamente nuevas traducciones)

viernes, 19 de diciembre de 2008

Un juez ordena la puesta en libertad de Julien Coupat


Se comunica al público que todos los trenes llegarán este año con retraso
T. S. Norio


Un juez (JLD, en sus siglas en francés, juge de las libertés et de la detention) ordenó este viernes la puesta en libertad de Julien Coupat, detenido bajo la acusación de terrorismo el 11 de noviembre por su presunta participación en actos de sabotaje a las líneas ferroviarias de alta velocidad. El JLD resuelve así afirmativamente la petición de la abogada de Coupat, Irène Terrel. Pero Coupet no está libre, aún. La sala, en un acto excepcional, ha recurrido la decisión del JLD acogiéndose a un supuesto de la muy cuestionada ley Perben (2002), y no será hasta el martes cuando la Cámara de Instrucción de la Corte de Apelación de París decida sobre su libertad.

Coupat fue detenido junto a otras nueve personas en la llamada 'operación Taïga', cuando 150 policías (judicial, científica, antiterrorista, perros, un helicóptero, ...) tomaron el pueblo de Tarnac (centrosur de Francia, poco más de 300 habitantes) y a las 06.00 del 11 de noviembre registraron varias viviendas, una pequeña tienda y una granja en una aldea cercana. Carreteras cortadas, hombres encapuchados, ametralladoras en las calles. Apenas dos horas después los teletipos de la AFP llegan a las redacciones: "Tarnac... terrorismo... jóvenes... sabotajes en los trenes... anarco-autónomos". Imágenes de las detenciones. A las 10.00 de la mañana, cuando los registros y arrestos aún no han concluido, la ministra del Interior, Michèlle Alliot-Marie, hace sus primeras declaraciones: "Tenemos a los culpables... pruebas irrefutables... terroristas". La operación se prolonga otras siete horas. Seis detenidos.

El circo se repite en Ruán, París, Nancy y Limoges. Cuatro detenidos.

Los diez son trasladados a las dependecias antiterroristas y allí permanecen cuatro días para los interrogatorios. 96 horas con los esbirros.

El sábado 15 nueve de las diez órdenes de detención provisional son confirmadas. Se les acusa de "asociación de malhechores con fines terroristas". A tres de ellos además se les añade "destructions en rèunion" y uno de estos también es acusado de "dirección de organización terrorista". Cinco son encarcelados. Benjamin en Fresne, Julien en la Santé, Manon, Yldune y Gabrielle en Fleury-Mérogis. Los otros cuatro quedan en libertad vigilada.
¿Pruebas? ¿huellas? ¿ADN? ¿explosivos o armas de destrucción masiva? Nada de eso. Aparecen las fotografías patibularias, las biografías orientadas, los montajes de la sospecha. Hasta el 2 de diciembre la Corte de Apelación no se pronuncia sobre la libertad para tres de los detenidos, que pasan a estar bajo control judicial en distintos lugares de París, Normandía y Limoges, lejos de sus lugares de vida y de sus amigos y familias.

Hasta ahora mismo, esa es la situación. Coupat seguirá encarcelado sin pruebas por lo menos hasta el martes. La defensa de Yldune espera aún la decisión del JLD sobre su demanda de puesta en libertad.

Ante la falta de pruebas, siete de las personas detenidas ya no serán procesadas por actos de sabotaje, sino por asociación de malhechores, en el cuadro de un oscuro proceso antiterrorista comenzado en abril del que se guardan mucho en mostrar los elementos que lo justifican (se habla de desperfectos, de participación en manifestaciones, de publicación de libros, se saca de la chistera un seudo-atentado en los Estados Unidos y se deja entender sin ningún fundamento que iban a pasar a mayores). *


compilation y traducción muy libre del francés, mucho más aquí, aquí dossier de prensa en español, aquí en francés, aquí sobre Tiqqun, L'insurrection qui vient, Introducción a la guerra civil, y ...


Somos nadie y estamos en todas partes. De Atenas a Tarnac. Del Altiplano al Sáhara. La insurrección que viene.

Feliz Navidad

5 años de FábriKa


La FábriKa 5º aniversario!!




El próximo sábado 20 de diciembre La FábriKa celebra su 5º aniversario. Cinco años ya desde que comenzamos con este proyecto allá en la Zona Franca. Cinco años ya de Asamblea, de música en directo, de talleres, de cineforum, de punto de encuentro y, en definitiva, cinco años de movida que queremos rememorar con tod@s vosotr@s que habéis participado de una u otra forma en esta experiencia y con todas aquellas personas que quieran acercarse y conecer mejor a nuestro colectivo, el porqué de su
existencia y su particular historia...

Con motivo de este acontecimiento estamos preparando una serie de eventos lúdico-festivos en los que celebrar a lo grande estos cinco años de lucha, encuentro y Rock&Roll...

Viernes 19 diciembre.
Celebramos un evento musical en las instalaciones de la Institución Provincial gaditana (C/Tolosa Latour, junto al antiguo Pabellón Portillo). El acto constará de lectura de manifiesto, proyección de audiovisuales y CONCIERTO. Los grupos están por confirmar, pero el cartel previsto hasta ahora sería: REBEKA PUESTA (Punk), DEL FANGO (Rock-Fusión), ESTANCO DE GUARDIA (Punk Covers), 11007 (Rap) y HIBUPO T'AUPO! (Punk-HardCore).
Os esperamos desde las 20 horas en la Institución.

Sábado 20 diciembre.
Celebramos la GALA DE CUMPLEAÑOS en la que pretendemos recorrer estos cinco años de historia a través de un evento con lectura de manifiesto, un brindis comunitario que La FábriKa quiere ofrecer a tod@s l@s asistentes, y la proyección del mini-documental 5 años de FábriKa! Para terminar la velada tendremos actuaciones en directo con artistas como David García, ARWEZ o los poetas en resistencia, además de muchas sorpresas.
No te lo puedes perder, os esperamos a tod@s desde las 20.00h. en la Plaza de la Cruz Verde.

NO LO DUDES, VEN A CELEBRAR
NUESTRO 5º ANIVERSARIO...

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Lección de periodismo (a propósito de Grecia)



Intervención en la radiotelevisión griega

Hace poco [martes 16] estudiantes entraron en el estudio de la ERT (la RTVE griega). Durante y en pleno proceso del diario informativo, un grupo de estudiantes entró en el estudio con dos pancartas negras que ponían: "Para de mirarnos y sal a la calle" y la otra "Libertad a lxs detenidxs". Despues de un minuto cortaron la imagen poniendo publicidad.



Impresiones...

Han pasado muchos meses desde la última vez que di un paseo por el barrio de Eksárjia y por el centro de Atenas.

Después de un viaje con mucho retraso y cansancio, decidí pasar la noche en casa, ya que no había ninguna convocatoria. En la tele, todos intentando interprentar el papel del especialista, sociologo, psicólogo etc. Los medios de comunicación, sin duda ninguna, saben manipular y lo hacen bien. La izquierda (y me refiero al Partido Comunista Griego, KKE) lo mismo. Hablan de provocadores, de intereses (¿norteamericanos?) que están manejando y dirigiendo la revuelta... En las universidades la KNE (juventud de KKE) no participa en las asambleas estudiantiles (en la mayoría de los casos) y no solamente esto sino que en muchos casos las boicotea. Los hechos reales, lo que ocurre en las calles, en las asambleas, en las ocupaciones de edificios públicos es algo que ningún partido puede canalizar y hacer que se apague (de momento...), y esto es algo que no gusta.

Esta mañana quise "bajar" al centro. Quería oler e intentar captar el clima de lo que está pasando durante los últimos 10 días. Nada más salir del metro en la Plaza de Omónia, en pleno centro de Atenas, se oían gritos. Una manifestación estaba en pleno proceso de varios centenares de gente, en su mayoría inmigrantes.

Me dirigí hacia en barrio de Eksárjia. Un barrio lleno de vida, de locales, que durante muchos años el estado ha intentado controlar mediante las drogas, las cámaras, la presencia policial a nivel diario... esta misma presencia que mató a un joven de 16 años.

Esta mañana el barrio estaba vacío. Muchos comercios pequeños han estado cerrados durante los últimos días. Los propios ciudadanos del barrio lo dicen claramente.

"En el barrio no ha habido destrozos. Solamente unos pocos comercios alrededor de la Escuela Politécnica. Las toneladas de gases que han echado, todavia nos escuecen los ojos." Tiendas cerradas, persianas cerradas, calles vacías y un montón de basura ya que no han sustituido los contenedores.

La bala podría haber matado a cualquiera que vive y se mueve en este barrio.

Una mujer está parada en la calle Jariláu Trikúpi.

-No tengas miedo, ¡ven!
-Hasta los gatos se han escondido. Antes los jovenes daban vida en el barrio. Ahora lo único que hay son los antidisturbios. No salimos de nuestras casas. Nuestras camas y sábanas huelen a gases lacrimógenos. Cualquier niño podría estar en el lugar de Alexis. Por eso vamos a las manifestaciones.

Extraído del diario Elefzerotipía

En el barrio no vi ni una tienda estropeada... En el local antiautoritaio 'Nosotros', una bandera rojinegra enorme está colgada del balcón y un cartel en la puerta informa sobre asambleas, manis y concentraciones que van a tener lugar.

Estoy bajando la calle Sturnári. En el asfalto han quedado las huellas de la batalla. Asfalto negro, contenedores quemados, las aceras rotas... el olor sigue siendo vivo. La tienda de informática de la cadena 'Plésio' está totalmente quemada. Cuatro plantas se han convertido completamente en carbón, y hay más alrededor de la Escuela Politécnica... pero ningún comercio pequeño. Los secretas y los fachas no pudieron hacer bien su trabajo sucio.

La Escuela Politécnica, edificio emblematico de las revueltas y luchas a lo largo de la história neoGriega, está ocupada. Carteles, grafitis, pancartas colgadas. En la entrada hay gente vigilando, en el patio interior muchísima más gente sentada, charlando, organizando las asambleas y los actos que van a venir. Todo sigue vivo...

El bus sube la calle céntrica de Patisíon. Grafitis, pintadas... la Atenas gris ya tiene color... Llega a la universidad de ASSOE. También ocupada, mucha gente, pancartas, carteles...

En toda la ciudad una pintada se repite insistentemente: "Somos la imagen del futuro"

Mientras tanto...

Tesalónica: La Asamblea Popular del barrio Sikeón en Tesalónica convoca una manifestación para mañana a las 14,00 y la asamblea del departamento ocupado del Teatro realiza un concierto solidario el jueves a las 17,00

Zográfu (Ciudad Universitaria de Atenas): Un grupo realizó esta mañana ataque con cocteles molotov contra el edificio central de los antidisturbios. Se quemaron varios coches y una furgoneta policial mientras dos policias resultaron heridos (uno de ellos gravemente).

Ciudad de Sérres: Unos 40-50 ocuparon esta mañana el edificio de la hacienda pública, para expresar su solidaridad a los detenidos. Mas tarde se realizará asamblea.

... (pincha aquí)

Toma resistencia



Pedro Méndez Suárez en rebelion.org



(dedicado sin acritud y con una media sonrisa a las visitantes de resistencia2012)

Sexo semiotizado (más Tiqqun)


"[...] Pero esta sexuación omnipresente y a la vez jamás vivida no es más que el origen de un sufrimiento sordo y persistente, como el que experimentan los amputados por el miembro perdido. De ahí el carácter esencialmente espectral, el aura siniestra de la pornografía contemporánea de masas: no es sino la presencia de una ausencia. En el mundo enteramente semiotizado [...], un falo y una vagina sólo son signos que remiten a otra cosa, a un referente que ya nadie encuentra en una realidad que no deja de desvanecerse."
'Teoría del Bloom', Tiqqun, editorial Melusina

martes, 16 de diciembre de 2008

Big Lebowski (The Dude)




Knox Harrington: So you're Lebowski. Maudie's told me all about you. She'll be back in a moment, sit down. Would you like a drink?
The Dude: [as he sits down] Uh, yeah. White Russian?
Knox Harrington: The bar's over there.

Jackie Treehorn: People forget that the brain is the biggest erogenous zone.
The Dude: On you maybe.

The Dude: I'm sorry your stepmother is a nympho.

The Dude: Mr. Treehorn treats objects like women, man.
Malibu Police Chief: Mr. Treehorn draws a lot of water in this town. You don't draw shit, Lebowski. Now we got a nice, quiet little beach community here, and I aim to keep it nice and quiet. So let me make something plain. I don't like you sucking around, bothering our citizens, Lebowski. I don't like your jerk-off name. I don't like your jerk-off face. I don't like your jerk-off behavior, and I don't like you, jerk-off. Do I make myself clear?
The Dude: [after a pause] I'm sorry, I wasn't listening.

Younger Cop: And was there anything of value in the car?
The Dude: Oh, uh, yeah, uh... a tape deck, some Creedence tapes, and there was a, uh... uh, my briefcase.
Younger Cop: [expectant pause] In the briefcase?
The Dude: Uh, uh, papers, um, just papers, uh, you know, uh, my papers, business papers.
Younger Cop: And what do you do, sir?
The Dude: I'm unemployed.

[while dunking the Dude's head in the toilet]
Blond Treehorn Thug: Where's the money, Lebowski? Where's the fucking money, shithead?
The Dude: It's uh... uh... it's down there somewhere, let me take another look.

Walter Sobchak: OVER THE LINE!
Smokey: Huh?
Walter Sobchak: I'm sorry, Smokey. You were over the line, that's a foul.
Smokey: Bullshit. Mark it 8, Dude.
Walter Sobchak: Uh, excuse me. Mark it zero. Next frame.
Smokey: Bullshit, Walter. Mark it 8, Dude.
Walter Sobchak: Smokey, this is not 'Nam. This is bowling. There are rules.

Maude Lebowski: Do you like sex, Mr. Lebowski?
The Dude: 'Scuse me?
Maude Lebowski: Sex. The physical act of love. Coitus. Do you like it?
The Dude: I was talking about my rug.
Maude Lebowski: You're not interested in sex?
The Dude: You mean coitus?

The Dude: Fortunately, I'm adhering to a pretty strict, uh, drug, uh, regimen to keep my mind, you know, uh, limber.

Walter Sobchak: He lives in North Hollywood on Radford, near the In-and-Out Burger...
The Dude: The In-and-Out Burger is on Camrose.
Walter Sobchak: Near the In-and-Out Burger...
Donny: Those are good burgers, Walter.
Walter Sobchak: Shut the fuck up, Donny.

The Dude: Did you ever hear of "The Seattle Seven"?
Maude Lebowski: Mmm.
The Dude: That was me... and six other guys.

The Dude: Nobody calls me Lebowski. You got the wrong guy. I'm the Dude, man.
Blond Treehorn Thug: Your name's Lebowski, Lebowski. Your wife is Bunny.
The Dude: My... my wi-, my wife, Bunny? Do you see a wedding ring on my finger? Does this place look like I'm fucking married? The toilet seat's up, man!

Jesus Quintana: Nobody fucks with the Jesus!

Jesus Quintana: What's this day of rest shit? What's this bullshit? I don't fuckin' care! It don't matter to Jesus. But you're not foolin' me, man. You might fool the fucks in the league office, but you don't fool Jesus. This bush league psyche-out stuff. Laughable, man - ha ha! I would have fucked you in the ass Saturday. I fuck you in the ass next Wednesday instead. Wooo! You got a date Wednesday, baby!

Donny: Are these the Nazis, Walter?
Walter Sobchak: No, Donny, these men are nihilists. There's nothing to be afraid of.

Walter Sobchak: Nihilists! Fuck me. I mean, say what you like about the tenets of National Socialism, Dude, at least it's an ethos.

Walter Sobchak: I'm saying, I see what you're getting at, Dude, he kept the money. My point is, here we are, it's shabbas, the sabbath, which I'm allowed to break only if it's a matter of life or death...
The Dude: Will you come off it, Walter? You're not even fucking Jewish, man.
Walter Sobchak: What the fuck are you talkin' about?
The Dude: Man, you're fucking Polish Catholic...
Walter Sobchak: What the fuck are you talking about? I converted when I married Cynthia! Come on, Dude!
The Dude: Yeah, yeah, yeah, yeah...
Walter Sobchak: And you know this!
The Dude: Yeah, and five fucking years ago you were divorced.
Walter Sobchak: So what are you saying? When you get divorced you turn in your library card? You get a new license? You stop being Jewish?

The Dude: That's a great plan, Walter. That's fuckin' ingenious, if I understand it correctly. It's a Swiss fuckin' watch.

Maude Lebowski: What do you do for recreation?
The Dude: Oh, the usual. I bowl. Drive around. The occasional acid flashback.

sábado, 13 de diciembre de 2008

Declaración del Grupo Surrealista de Atenas



El fantasma de la libertad siempre viene con un cuchillo entre los dientes



Todas las piedras, arrancadas del pavimento y lanzadas contra los escudos de los esbirros o las fachadas de los templos comerciales, todas las botellas ardiendo que trazan su órbita en el cielo nocturno, todas las barricadas levantadas en las calles de la ciudad, dividiendo nuestras zonas de las suyas, todas las papeleras de basura consumista que, gracias al fuego de la revuelta, llegan a ser Algo desde la Nada, todos los puños levantados bajo la luna, son los brazos que encarnan, así como dotan de verdadero poder, no sólo a la resistencia sino también a la libertad.

Y es precisamente esa sensación de libertad la que, en estos momentos, queda como la única cosa por la que merece la pena apostar: esa sensación de olvidada mañana infantil, cuando todo podía suceder, porque somos nosotros, como humanos creativos, los que hemos despertado –no esas futuras máquinas humanas de producción conocidas como “sujeto obediente”, “estudiante”, “trabajador alienado”, “dueño”, “hombre/mujer de familia”. La sensación de enfrentar a los enemigos de la libertad, o de no temerles nunca más.

Es así que quienes quieren continuar sus asuntos como si nada hubiera pasado tienen buenas razones para estar preocupados. El fantasma de la libertad siempre viene con un cuchillo entre los dientes, con el deseo violento de romper las cadenas, todas esas cadenas que convierten la vida en una miserable repetición, al servicio de la reproducción de las relaciones de dominación social. Pero desde el sábado 6 de diciembre las ciudades de este país no funcionan correctamente, se acabó la terapia consumista, no más carreteras abiertas para llevarnos al trabajo, no más noticias sobre las iniciativas gubernamentales de recuperación, no más despreocupados cambios de un estilo de vida televisivo a otro, no más paseos vespertinos alrededor de la plaza Syntagma, etc, etc.

Estos días y noches no pertenecen a los mercaderes, comentaristas de televisión, ministros y policías. ¡Estos días y noches son de Alexis!

Como surrealistas estuvimos en las calles desde el principio, junto a otros miles, en revuelta y solidaridad, porque el surrealismo nació con el aliento de la calle, y no lo abandonará nunca.

Tras la resistencia de masas ante los asesinatos del Estado, el aliento de la calle se ha vuelto más cálido, incluso más hospitalario y creativo que antes. No es nuestro cometido señalar ninguna línea de actuación para este movimiento. Aún así asumimos nuestra responsabilidad en el esfuerzo común, ya que es un esfuerzo de libertad. Sin tener que estar de acuerdo en todos los aspectos de un fenómeno de masas como este, sin ser partisanos del odio y la violencia por sí mismos, admitimos que este fenómeno sucede porque hay razones.

No dejemos que este aliento de poesía inflamada se pierda o muera.

Vayamos a la utopía concreta: ¡transformar el mundo y transformar la vida!

¡No hay paz con los esbirros y sus dueños!

¡Todas a las calles!

¡Aquellos que no puedan sentir la rabia mejor que se callen la boca!

Grupo Surrealista de Atenas, diciembre 2008.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

En el 60 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

Muchas maneras de matar

Hay muchas maneras de matar.

Pueden meterte un cuchillo en el vientre.
Quitarte el pan.
No curarte de una enfermedad.
Meterte en una mala vivienda.
Empujarte hasta el suicidio.
Torturarte hasta la muerte por medio del trabajo.
Llevarte a la guerra, etc...

Sólo pocas de estas cosas están prohibidas en nuestro Estado.

(Bertolt Brecht)

Cine en La FábriKa


Este miércoles a partir de las 21.30 horas, se proyecta en La FábriKa el documental 'Los perdedores' del melillense Driss Deiback. La peli cuenta la historia de los casi 100.000 soldados del norte de África que combatieron en la Guerra Civil española en el bando franquista.
Recuerden su cita fílmica de los miércoles, a las 21.30 en La FábriKa, gratis total y con ambigú, una oferta que no podrá rechazar señora.

martes, 9 de diciembre de 2008

Van a por nosotros



"Domain ID:D154523905-LROR
Domain Name:RESISTENCIA2012.ORG
Created On:22-Oct-2008 18:17:00 UTC
Last Updated On:26-Nov-2008 09:23:50 UTC
Expiration Date:22-Oct-2009 18:17:00 UTC
Sponsoring Registrar:Arsys Internet, S.L. dba nicline.com (R144-LROR)
Status:TRANSFER PROHIBITED
Registrant ID:ARS1224699411687
Registrant Name:CONSORCIO PARA EL BICENTENARIO DE LA CONSTITUCION DE 1812
Registrant Organization:NULL
Registrant Street1:Plaza de san Antonio, 16
Registrant Street2:
Registrant Street3:
Registrant City:CADIZ
Registrant State/Province:CADIZ
Registrant Postal Code:11001
Registrant Country:ES
Registrant Phone:+34.609638916
Registrant Phone Ext.:
Registrant FAX:
Registrant FAX Ext.:
Registrant Email:
Admin ID:ARS1224699417627"


Y esto, ¿qué es? Simplemente la dirección que se esconde tras la muy agresiva campaña resistencia2012.org.: el Consorcio para el Bicentenario de la Constitución de 1812, por si alguien no se ha enterado a estas alturas. ¿Hasta qué punto puede un organismo público hacer propaganda sin identificarse? ¿Por qué ni siquiera se dice qué agencia de publicidad es responsable de la campaña? Fijémonos ahora en el mensaje. Resistencia2012 llama a la defensa de “tus derechos” y anima a hacerlo ¡con pegatinas! Esa es la resistencia que proponen, qué capacidad de lucha, señora. No hay detrás de la campaña más mensaje que la autorreferencia constante, con idas y venidas por las redes sociales más convencionales que remiten una y otra vez a los mismos contenidos, que por cierto no incluyen ni una sola palabra sobre política. En algunos foros y redes aparecen comentarios firmados con el nick resistencia2012, así que alguien está pagando a alguien (con dinero público) para que le dé cierta vidilla, por aquello de que la inversión tenga “rentabilidad”. Los cerebros detrás de esto intentan apropiarse del lenguaje, la estética y las formas de la insurrección subversiva, de la radicalidad (de raíz), y con ello, hay que reconocerlo, hacen daño. Todo muy modernito. Pero se quedan en la superficie, su planteamiento limita la acción a lo únicamente verbal (ver Grecia en estas fechas), su presunto cuestionamiento del orden social no va más allá de los derechos tradicionales (voto) y de la participación dirigida en la cosa pública. Se les ve el plumero, señora.

Gracias a lisergia por levantar la liebre.

lunes, 8 de diciembre de 2008

Revuelta en Grecia (seguimiento)


Aquí tenéis fotos, vídeos y crónicas actualizados y seguimiento de la revuelta en Grecia

(en la imagen, manifestación en el puerto de Piréus esta misma mañana)

domingo, 7 de diciembre de 2008

Grecia en llamas








Revueltas en las principales ciudades griegas en respuesta al asesinato de un joven por la policía

Dos agentes han sido detenidos por su participación en el asesinato de Alexandros Grigoropoulos, de 16 años, en el barrio ateniense de Exarhia


Según la versión de la policía griega, los policías intentaban detener a un grupo de jóvenes manifestantes que les habrían "provocado", cuando uno de los agentes disparó un cartuchuo de fogueo y otro por tres veces su pistola de servicio, hiriendo a Grigoropoulos, que fue traslado al hospital Evangelismos, donde falleció por una herida de bala en el tórax. Según testigos del asesinato, los hechos fueron otros. Una joven que se encontraba en el lugar de los hechos ha declarado a la televisión privada Alpha que "los manifestantes no atacaron a los policías con objetos ni con bombas incendiarias", mientras que un taxista ha asegurado que vio cómo "el policía disparó contra el muchacho a sangre fría". Otros canales y emisoras atenienses han recogido testimonios según los cuales la "provocación" contra los policías fue "sólo de insultos". Algunas fuentes indican que el joven ya llegó muerto al hospital.

Al poco de conocerse la noticia, la revuelta se extendió por las principales ciudades griegas. Así, Atenas, Tesalónica, Patras, Salónica, Yannena, Iraklio, Chania, Komotini, Mitilini, Xanthi, Serres, Esparta, Alexandrópolis o Volos han vivido un fin de semana de manifestaciones (algunas de más de 10.000 personas) llamas, humo, gases lacrimógenos, porrazos, detenciones, ocupaciones de sedes universitarias, acción directa y barricadas.

El barrio de Exarhia concentra gran parte de la vida comercial y de ocio de Atenas, y tradicionalmente ha estado muy vinculado a diversas luchas sociales y es un importante foco de concentración de iniciativas autónomas.

(fotos de Indymedia Atenas y agencias, aquí la BBC)


jueves, 4 de diciembre de 2008

Akople Rock en Conil



4 de diciembre (1977-2008)

Tres visiones de Andalucía. Los Volteretas, chirigota callejera de 1994, aunque esta versión es de la antología de Los Fantasmas; Los Yesterday, chirigota de 1999; y un artículo de pedro honrubia tomado de rebelion.org











De silencios, olvidos y otros tormentos del pueblo andaluz
4 de Diciembre



Recuerdo que cuando era apenas un niño, mi abuelo me contaba fascinado una historia que tenía una bandera blanca y verde por insignia. Una historia de un pueblo que estaba decidido a reencontrarse con su historia. Como yo tenía el sueño difícil, y él sabía que me encantaba escucharle, día tras día, noche tras noche, me hablaba de como en cierto tiempo las calles de una tierra maravillosa se llenaron un buen día de gente que, contra todo pronóstico, gritaba entusiasmada por que se reconociera la identidad de su pueblo, porque se reconocieran todos y cada uno de los derechos que como tal le correspondían dentro del estado del cual formaban parte. Con una gran sonrisa me relataba como fueron cientos de miles, quizás millones, los hombres y mujeres, jóvenes y adultos, niños y ancianos, que se echaron a la calle, un 4 de Diciembre de 1977, para protestar por lo que ellos consideraban una injusticia histórica para con el bienestar y la identidad de su pueblo (una injusticia más de las muchas que ya habían sufrido durante siglos).

Una marea blanca y verde recorrió entonces las plazas y avenidas de las principales ciudades de Andalucía, y de fondo un grito ensordecedor dejaba sorda a la muchedumbre, que fascinada se dejaba llevar por el bello sonido que de cada una de sus letras se desprendía: ¡¡¡Andaluces Levantaos, pedir tierra y libertad, sea por Andalucía libre, los pueblos y la humanidad!!! Nunca después volvieron a verse en Andalucía semejantes movilizaciones de masas, ni si quiera para protestar contra la guerra de Iraq o para protestar contra los atentados terroristas del 11-M o algunos de los muchos cometidos por ETA en Andalucía. Ni en Huelgas generales, ni en celebraciones de victorias de ciertos acontecimientos deportivos de masas, ni si quiera para vitorear las bodas de duquesas o Infantas, tales movilizaciones ciudadanas jamás han vuelto a repetirse por estas tierras. Por eso, aquel 4 de Diciembre quedará para siempre en la historia de Andalucía como el día en que un pueblo, movilizado y concienciado de su existencia, intentó por fin despertar de su letargo. Pero todo quedó en eso, en un intento.

Eran tiempos de lucha, tiempos de conflictos. Y no sólo para Andalucía. El estado español andaba en pleno proceso de reconversión del fascismo dictatorial en una democracia burguesa liberal, con reminiscencias fascistas. Un nuevo modelo de estado, subproducto del viejo estado franquista y sus planes de desarrollo, se estaba gestando. La izquierda buscaba su hueco en el pastel. Los nacionalismos burgueses querían imponer sus privilegios “históricos”, bien atados y consolidados con la estructura económica que Franco regaló al nuevo estado capitalista, consecuencia histórica de las políticas estatales de explotación y colonialismo intrafronterizo llevadas a cabo por siglos atrás. El rey de España asomaba la cabeza como heredero del poder franquista. Eran tiempos en que, también es verdad, millones de personas, dentro y fuera de Andalucía, soñaban con la libertad y la democracia. Pero todo quedó en eso, en un sueño.

Eran tiempos en que un partido nacionalista andaluz, llamado además, para más inri, socialista, lograba sacar grupo propio de diputados en el parlamento español. Tiempos en que la política andaluza ocupaba todo tipo de portadas e informaciones radiofónicas y televisivas a nivel estatal. Tiempos en que la política española, de España como estado y de sus diferentes naciones, se veía obligada a mirar con lupa todo lo que ocurría en eso que ellos siempre llamaron despectivamente “el sur”. Tiempos en que la voz de un pueblo humilde, trabajador, pacífico pero vigoroso, fue capaz de callar los gritos del poder establecido, que pretendía construir ya desde lo jurídico un estado asimétrico, una España de dos velocidades, la de Madrid y sus socios nacionalistas burgueses del norte, y la del resto, especialmente Andalucía. Eran los tiempos del “café para todos”. Tiempos en los que un presidente de la Junta de Andalucía, no nacionalista para más inri, se atrevió a gritar en sede parlamentaria aquello de ¡Viva Andalucía libre! Eran tiempos de lucha entre el camino del 151 o la vía del 143. Tiempos en que las encuestas sobre temas identitarios arrojaban resultados como este: Sólo español (19%), más español que andaluz (6%), igual de andaluz que de español (47%), más andaluz que español (9%), sólo andaluz (18%). Tiempos, en definitiva, de consciencia política de un pueblo, de un pueblo que agarraba su esperanza al verde de su bandera, y que tuvo que ver como el fascismo español teñía de rojo sangre el blanco de la paz que le acompaña, sólo por pedir una autonomía con derecho a “pan, trabajo y libertad” (José Manuel, Javier, no os olvidamos). Tiempos, otros tiempos.

Desde entonces, mucho ha llovido por esta tierra seca. Me comentaba hoy un compañero que en la tarde del 27 de Noviembre había asistido a una conferencia en Sevilla con ocasión de la presentación de un nuevo libro de Manolo Ruiz que lleva por título “ Tiempos de cambio: ndalucía hacia la transición autonómica ”. Según me dice, el autor había podido constatar que Radio Nacional de España ha destruido todos los documentos radiofónicos de la época de la transición relacionados con el modo tan sorprendente en que se consiguió la autonomía andaluza, de lucha en la calle, de protestas masivas, de implicación política y ciudadana, dejándolos en apenas ¡15 minutos de emisiones! Mi amigo estaba escandalizado. Aunque, en verdad, ambos coincidimos en opinar que tales hechos no nos extrañan en absoluto, ni le son ajenos al pueblo andaluz en su relación con España. Ya lo hicieron previamente, por ejemplo, los reyes católicos quemando en la hoguera todo cuanto tenía que ver con la cultura andalusí (filosofía, ciencias, literatura, historia, etc.). Y es que silenciar la memoria de un pueblo es el método más efectivo posible para acallarlo para siempre. Un pueblo que olvida su pasado, es un pueblo desvalido, huérfano, un pueblo sometido a los vaivenes de la historia que escriben en su nombre los vencedores. Un pueblo sin voz, callado, silenciado: un pueblo muerto politicamente hablando.

Y de silencios va la cosa. Los podemos ver (son silencios lumínicos, por lo simbólico) cada año que pasa en los sucesivos debates parlamentarios sobre “el estado de la nación”. Con cada nuevo debate muchos andaluces nos llevamos las manos a la cabeza por no poder escuchar, a lo largo de dos días de discursos, réplicas y contra réplicas, ni una sola referencia a nuestra tierra durante las intervenciones de los diferentes representantes políticos, entre los cuales se encuentran, claro está, los cabecillas de los partidos que legítimamente representan, supuestamente, nuestros intereses políticos en tan importante lugar. No pintamos nada, decimos como sorprendidos después de semejante falta de respeto al pueblo andaluz, repetida sin pudor alguno año tras año.

Hoy, que podría ser un día cualquiera de un mes cualquiera de un año de estos, aunque en realidad sea vísperas de un 4 de Diciembre, leyendo la prensa del estado, uno se da cuenta de que ese silencio no es, ni mucho menos, una mera casualidad, todo lo contrario. Bien podemos afirmar que tal hecho no es más que la constatación a gran escala de una situación que se repite día a día delante de nuestras narices y que, en la mayoría de ocasiones, cuenta con nuestra total complicidad como andaluces que somos. Entre debates sobre la crisis financiera internacional, noticias de atentados en Iraq o Afganistán, vilipendios a los gobiernos progresistas de América Latina, declaraciones malintencionadas de dirigentes del PP en contra del gobierno de ZP u otros miembros de su propio partido, las salidas de tono de José Blanco o Bono, y alguna que otra referencia a la política de la UE y los EEUU, se nos van las hojas de los principales diarios estatales sin que podamos encontrar entre sus noticias más relevantes una sola mención a la actividad política de nuestra Andalucía. Claro que si es usted andaluz y compra estos diarios en Andalucía, siempre podrá encontrar una pequeña sección central dedicada a la actualidad de nuestra tierra, pero, eso sí, contada desde el punto de vista de la ideología dominante en el diario en cuestión. Nada nuevo bajo el sol, que diría el otro. Hemos de concluir entonces, que si para leer algo sobre la política andaluza nos hemos de dirigir a los periódicos andaluces (locales o sucursales), parece totalmente lógico que para oír hablar de política andaluza nos hemos de dirigir, igualmente, al parlamento de Andalucía. No nos engañemos más, ni en la prensa estatal ni en el parlamento español la política andaluza interesa lo más mínimo. Y para colmo, en el propio parlamento andaluz hasta no hace mucho se ha venido hablando más de planes Ibarretxes y de estatuts que de la propia política andaluza.

Dicho esto, creo que fácilmente podemos llegar a la siguiente conclusión: la política andaluza, hoy por hoy, no pinta nada en el marco global del estado español. Triste pero cierto. La situación es ciertamente para reflexionar y preocuparse, analizar la causas y tratar de hacer algo para voltearlas, pero no tendría mayor relevancia de la que tiene (que no es poca), de no ser porque, encima, algunos políticos andaluces nos quieren vender la idea de una Andalucía como referente básico en la política estatal: Andalucía al máximo, nos dicen. Al máximo desconocimiento de su propia realidad, silenciada, olvidan apuntillar.

Y con este nuevo 4 de Diciembre volveremos a tener una nueva muestra de tales silencios. Se hablará de la proximidad del no sé cuanto aniversario de la constitución española, se hablará del rey y de su legado, se hablará de la memoria histórica, de Franco y hasta de la virgen de la Inmaculada. Pero del 4 de diciembre de 1977 andaluz, ni una palabra. No se hará, por supuesto, en ningún medio estatal (a diferencia de cuando llega la diada o el Aberri Eguna), pero es que ni si quiera se hará en Canal Sur, “la nuestra”. Ni documentales, ni reportajes, ni noticias, nada de nada, se admiten apuestas. Un año más en que el que para todo el andalucismo es el día nacional de Andalucía quedará sepultado en el olvido. Ninguno de los múltiples eventos que serán organizados a lo largo de toda la nación será publicitado, ni antes, ni durante, ni después del acto. Ya no estamos en 1977, es evidente. Es más, salgan ustedes a la calle y pregunten a los andaluces que ocurrió aquel 4 de Diciembre de 1977, comprobarán que el 90% de los que tengan menos de 40 años no sabrán absolutamente nada de ello. ¿Casualidad? Evidentemente no.

Eso sí, no se atrevan, ni por un momento, a comparar la situación de 1977 con la panorámica actual. No sólo son dos contextos históricos bien diferentes, si no que, además, son dos procesos sociales y culturales totalmente opuestos. En aquella ocasión se luchaba por llevar a buen puerto la transición pacífica del franquismo a la democracia, por arrancar de las manos del estado una autonomía de primera, por ser escuchados. Actualmente no se lucha por nada, nos conformamos con el silencio. En aquel momento los andaluces (los de la calle) estábamos preocupados por nuestra autonomía, hoy día todo lo que nos preocupa es saber si Sergio Ramos estará en la próxima convocatoria de la selección española, si volverá un hombre a ser capaz de ganar el concurso de las coplas de Canal Sur, si los vascos y catalanes siguen empeñados en romper la unidad de España o si volverá a llover en la próxima feria de nuestro pueblo y/o ciudad. Pero de política andaluza, nada de nada.

Por eso en aquellos tiempos en el congreso de los diputados se habló andaluz y se defendió con uñas y dientes la conversión de Andalucía en nacionalidad histórica, la prensa estatal hablaba casi a diario de política andaluza y lo que ocurría aquí se seguía con interés por el resto de España. Y por eso, precisamente por eso, porque los andaluces estamos más preocupados por la política estatal que por la autonómica, actualmente en el congreso de los diputados no se habla de Andalucía, en la prensa estatal no se hace ninguna referencia a la política andaluza y en el resto de España ni se enteran de que aquí también habitamos gente que está dispuesta a darlo todo por defender los intereses de Andalucía. El andalucismo ha muerto para España, luego de haberse hecho el haraquiri en Andalucía. Todo un gozo para quienes quieren una Andalucía servicial y obediente, sumisa a los intereses del estado y anclada en la mediocridad política. Un dolor de cabeza menos para los amos de España, burguesía vasca y catalana incluida, por supuesto. Ellos, a diferencia de nosotros, si saben bien aquello de que el día que Andalucía grite, a España le revientan los oídos.

Entre tanto, el futuro no puede pintar peor. Leía recientemente en la prensa (que para esto sí que nos sacan) que se espera que el paro aumente hasta el 20% en los próximos meses. Un 20% nada menos, una cifra que marea sólo de leerla. Ignoro si habrá algún otro territorio en eso que llaman “el mundo desarrollado” que alcance semejantes niveles, pero lo dudo mucho. Son cifras más propias de un país del denominado “tercer mundo” que de una tierra que va ya, según nos han dicho, por la tercera o la cuarta “modernización”. Ante tal panorama, seguramente volverán los años de la emigración, si es que alguna vez se fueron. Porque ¿Quién, siendo andaluz de nacimiento, y teniendo entre 20 y 30 años, no conoce varios casos de personas de su entorno que tuvieron que abandonar su tierra natal para buscarse la vida fuera de Andalucía? Pero como no se fueron hacia Alemania, sino hacia Cataluña, Baleares, Madrid o la comunidad Valenciana, no cuentan como emigrantes. Tal vez ahora, que amenaza con venir un aluvión en masa de salidas forzosas, tengamos que volver a contabilizarlos como tales. Ya me dirán ustedes que otra salida queda ante el millón de parados que se prevé a medio plazo.

Pero los andaluces seguiremos encantados con el campeonato de Europa de fútbol que recientemente ganó España en Austria. Todos nuestros equipos de fútbol más representativos seguirán con la moda de poner la bandera roja y gualda en algún lugar de su camiseta, y los nacionalistas andaluces seguiremos siendo tachados de etarras y amigos de los terroristas, como de costumbre.

20% de paro, entérense, que España vuelve a necesitar mano de obra barata, para limpiar las casas, cuidar a los niños, trabajar los campos, llenar los puestos vacantes en los hoteles de temporada para limpiadores y otros menesteres, servir paellas, cocidos y butifarras. Y no están los tiempos para dejar entrar más negros/as, mulatos/as o latinos/as. Los andaluces/zas, por nuestra propia tradición, nos sobramos y nos bastamos para tales efectos.

En fin, aunque me he enrollado en exceso, en realidad sólo quería decirles que otro 4 de Diciembre se nos va a los andaluces entre silencios y llantos, entre olvidos y ocultaciones, entre paro y emigrantes, entre políticos traidores y entre medios de comunicación vendidos a la burguesía andaluza-española-vasca-catalana. Y esto lo he escrito hoy, vísperas del 4 de Diciembre de 2008, pero podría haberlo escrito cualquiera de los 4 de Diciembre de los últimos 25 años, y hubiera sido, poco más o menos, exactamente lo mismo.

Hace ya muchos años que los andaluces vivimos en constante silencio y olvido.

Para todos los que están cerrando el año fiscal

martes, 2 de diciembre de 2008

Para una lectura de Tiqqun


¿Existe un política de la singularidad cualquiera?

Ignacio Castro Rey


"Queda la inevitable inquietud que creemos apaciguar exigiéndonos unos a otros la rigurosa ausencia de sí, ignorando esa potencia común que, por ser anónima, se ha vuelto incalificable. El Bloom es el nombre de ese anonimato...

No existe el problema social del desempleo, sino sólo el hecho metafísico de nuestra desocupación.

No existe el problema social de la inmigración, sino sólo el hecho metafísico de nuestra extranjería.

No existe la cuestión social de la precariedad o de la marginación, sino esta realidad existencial inexorable: que estamos completamente solos, solos para diñarla ante la muerte,

que todos somos, desde la eternidad, seres finitos".

Tiqqun, Teoría del Bloom, pp. 13-15.

Hay en estos dos libros otros cien pasajes intrincados como estos, afirmaciones de una simplicidad que bordea lo intolerable. ¿No les parece suficiente motivo para perseverar en unos libros que no nos han elegido, que posiblemente no están escritos para nosotros? La religión de la democracia, la del aislamiento individual comunicado a distancia, ha muerto. Esto es lo que se anuncia en estos textos casi esotéricos. Una trascendencia negativa se ancla en el corazón mismo de una subjetividad que ahora, con el nombre de Bloom, se fuga de toda determinación externa. Tal vez dotados de la característica primordial de lo que podríamos llamar "pensamiento judío", los de Tiqqun piensan como si no fueran de aquí, como si fueran extranjeros al imperio global de la mediación y no estuvieran comprometidos con su religión técnica. Cerca de Marx o Debord, Tiqqun intenta convertir directamente en arma política el discurso filosófico. Lo hacen a veces con el espesor de Ser y tiempo, de las Tesis de filosofía de la historia, de El Único y su propiedad, aunque impregnados con un desgarro, una furia existencial que hace tiempo no encontrábamos en las librerías. Tiqqun se ocupa del Uno que gobierna Occidente, ese invisible integrismo que nos hace temibles bajo nuestra radiante multiplicidad y la no menos radiante alternancia de izquierda y derecha. Y en este camino no se facilitan las cosas, tengámoslo claro. Según ellos no estamos frente al poder, en un cara a cara que nos libraría del mal. Igual que el Bloom es una modificación del On, un posible eco del Se heideggeriano, el devenir-real del mundo que llaman Tiqqun es una modificación del Bloom. El bien que proponen, esa resurrección de la política en forma de "guerra civil", no es más que el resultado de usar de otro modo nuestra más íntima impropiedad. Reapropiándonos de la violencia nuclear a vivir, toda nuda vida ha de devenir forma de vida.

La ideología dominante, mientras tanto, hace pasar por bárbaro a todo lo que se oponga resueltamente al imperio de la comunicación, por místico a quienquiera que tome su propia presencia como materia prima de su revuelta, por fascista a cualquiera que busque una consecuencia directa del pensamiento (IGC, 80). Bajo este debilitamiento del sujeto todos los fantasmas regresan, una nueva impotencia ante el mundo como sector global del riesgo. El voluntarismo de la identidad se alía con la parálisis de la decisión. Atenuando nuestra "forma de vida" hasta hacerla íntegramente compatible con el imperio social, hemos llegado gradualmente a la anulación, a la seguridad flotante de una ausencia de lugar y compromiso con nada fijo. Nadie daría ya su vida por nada -excepto por desaparecer. Analfabetos emocionales, no hallamos en parte alguna el sostén de la duda, el miedo o la certeza. Cada vez nos parecemos más al exiliado, que nunca está seguro de entender lo que ocurre alrededor (TB, 22). Esta ruina de lo político, derivada de un ciudadano que renuncia a disputar al Estado el monopolio de la decisión, ha llevado a la hipertrofia de la ética, a la protesta sin fin de un consumidor que no se atreve a existir de otra manera (IGC, 44).

La pretendida integración social y la cobertura técnica del sujeto coinciden con su desintegración anímica. También esto es el Bloom. El sujeto de derechos universal, que pretende integrar a todos los seres antes marginales, coincide con la disolución de la subjetividad en un sinfín de datos, informaciones y normativas. Sin embargo, como no estamos tan despersonalizados como para conducir perfectamente los flujos sociales, siempre estamos en falta con respecto a la norma (IGC, 83). El antiguo complejo de culpa se ha sustituido por una inseguridad generalizada. El silencio de los fines, esta pasmosa interpasividad, se ha convertido en la otra cara del estruendo "interactivo" de los medios. A cambio de ser plenamente actuales, con el beneficio de integración social y visibilidad, hemos dilapidado la experiencia, el diálogo con nuestro fondo traumático. Como si poco a poco se desarrollase en nosotros una especie de "tolerancia cero" hacia la existencia en estado bruto, sin cobertura técnica.

Estas y otras lindezas parecidas constituyen la materia prima de estos libros raros que no entrarán en nuestra biblioteca a menos que un amigo vehemente insista. Esto se debe a que sus autores hablan como si fueran libres, pensando desde lo que se ha vivido, sin estar sujetos a ninguna norma, a ninguna escuela. Si uno supera la impresión inicial de estar ante un libro incomprensible, se encontrará con una textura endiabladamente difícil, pero casi hipnótica, que pueden conectar con la ceniza de cualquier experiencia. Despiadadamente occidentales, ambos libros poseen la virtud mística de arrojar una duda radical acerca del mundo en el que vivimos. Trastocan el "Usted está aquí" habitual en nuestros mapas. Ya el hecho de que unos libros así puedan ser escritos, aunque no pudiéramos tomar en serio ninguna de sus osadas tesis, indica que posiblemente hemos errado acerca del lugar histórico en que nos encontramos.

Lo más provocador en este mundo pactado es que alguien diga lo que piensa. Lo más subversivo, emplear el sentido común. Los de Tiqqun se declaran comunistas, así que no debe extrañarnos mucho esa táctica. Apoltronados como estamos en nuestra empresa del prestigio nominal, Tiqqun causa una embarazosa extrañeza. Defienden una especie de comunismo postnietzscheano, como el de Foucault, una política que busca su programa partiendo de la singularidad cualquiera, de la metafísica crítica de una individuación que para Marx estaba vedada como burguesa. Desde ahí se ponen en marcha, asegurando que un nuevo periodo se abre, rebasando en apariencia el horizonte microfísico, puramente resistente, de Foucault y Deleuze. Surgiendo desde la violencia de lo impolítico, aspiran a un nuevo programa que podría servir incluso para los que no son como nosotros. Y esto en una vía que por fin no tiene pelos en la lengua: hay que ver cómo tratan a Negri (IGC, 89-90), a los antiglobalización, a Castoriadis, a la deconstrucción (IGC, 79-80). Es realmente divertido asistir a esa destrucción neohegeliana de nuestras penúltimas convicciones. ¿Se trata de una nueva dialéctica negativa? Como si hubiera resucitado un Hegel apocalíptico que repiensa lo político y la historia desde algo que resiste a toda superación, una singularidad incompatible con nuestra sacralización del Estado-mercado.

Si uno los lee, enseguida es preciso reconocer que nos han puesto a la espera. Demasiado militantes, demasiado "hegelianos" para utilizar a Baudrillard, intentan pensar una política después de haber tomado en serio a Agamben y esa forma-de-vida, esa individuación por indeterminación que constituiría el punto de partida de un espinosismo actual. A años luz de lo que se puede pensar en "América", estos jóvenes parten del virus de la existencia, trenzan una dialéctica entre lo histórico y lo ahistórico. Incluso plantean lo ahistórico de la forma de vida, esa excepción de Schmitt, como motor del enfrentamiento que debe ser la historia. Se trata, en efecto, de un comunismo más cercano al "otro estado" de Musil que a Jruchov. Algunos extraños conceptos de la filosofía contemporánea no les resultan ajenos: Caducidad incorruptible, existencia cualsea, bíos que quiere ser solamente zoé. No hay resto, pues todo lo que sea "nuda vida" ha sido puesto a producir otra historia. De ahí la proximidad a Agamben y a Deleuze, una proximidad que ahorra la cita continua. No es que oculten el lugar desde el que hablan, es que lo dan por común, esto es, indecidible. El resultado es esta textura difícil, intrincada, densa, a veces en el borde nuestra inteligencia. Durante páginas y páginas no entendemos nada. Y sin embargo, los dos textos pueden tener un efecto magnético y que al final no resulte fácil cerrarlos.

La cuestión para ellos es volver a empezar, cómo empezar otra vez desde cero sin reservas ni garantías, sin esperanza teleológica alguna. ¿Qué enseñan estos dos libros? Que el pensamiento, la vida misma, es algo para siempre clandestino, pues ha de desprenderse una y otra vez de la cáscara de lo que se ha convertido en consigna visible. Igual que si dijeran, siguiendo a Heráclito: la naturaleza, en este caso la de la historia, ama ocultarse. Su verdad recorre entonces los bajos de un mundo que jamás la acogerá en su seno, que no puede aceptarla. Con la brutalidad de un pensamiento que se limita a darle forma a lo que irrumpe, esa trémula universalidad de lo intempestivo, Tiqqun tantea un rumor de fondo que restalló a comienzo del siglo XX y vuelve a recorrer el espinazo de la época. Por eso son extremadamente peligrosos, aunque rocen la incomprensión de cualquiera. No se ve fácilmente qué hacer con ellos, dónde colocarles, cómo sacarles partido. Y sin embargo, minan lentamente nuestra conciencia moderna.

Escriben con una despreocupada violencia, una distancia crítica fuera de lo normal. Y lo peor es que se expresan muy bien, con la precisión sobria de la que otros carecemos. De ahí que este pensamiento tenga tal timbre sísmico, como si estuvieran hablando sin que ninguna tradición les frenase. Siguiendo a Benjamin, su tradición es la de una hora sin padres, una temporalidad interior a la historia que les permite relaciones anómalas. Tal parece que es la existencia misma, liberada de todo lo que se ha dicho de ella, la que se expresa de nuevo desde abajo. Se trata de dos libros que desbordan el lenguaje, y los problemas de traducción, porque no están escritos exactamente en ningún idioma, sino en el bajo de fondo que da lugar a nuestra comunicación. Facilitan la traducción al instalar la traición en la versión original, forzando cualquier lengua natal. Por eso también pueden conectar con posiciones e ideologías tan distintas. Quieren herir y lo logran. El hecho de que sean anónimos, y no precisamente "un grupo de intelectuales parisinos", facilita que los libros empleen sin pudor la primera persona -¿recuerdan aquí a Stirner?- y puedan impactar en ti o en mí. Quedamos entonces sin la habitual coartada de estar ante un texto que pertenece a un autor y al movimiento cultural que ha generado.

"Todas las situaciones en las que nos encontramos comprometidos llevan por igual el sello infinitamente repetido de un irrevocable “como si”. Colaboramos en el mantenimiento de una “sociedad” como si no perteneciéramos a ella, concebimos el mundo como si nosotros mismos no ocupáramos en él una posición determinada, y continuamos envejeciendo como si debiéramos seguir siendo siempre jóvenes. En pocas palabras: vivimos como si ya estuviésemos muertos" (TB, 24).

Los de Tiqqun ponen en marcha una práctica de la conspiración que se arraiga en lo que de inmaduro hay en nosotros, de infinitamente adolescente. Esa minoría de edad que hemos despreciado tantas veces ahora afirma que la autonomía jamás será compatible con la sociedad, que la vida nunca será de la historia, que el mundo jamás será de la mundialización. Tiqqun nos recuerda que nunca podremos descansar, pues no pisamos ninguna seguridad moderna, sino la áspera soledad de fuerzas anónimas. El Estado mismo es resultado de una violencia policial que es constante. En su delicioso descaro -tal vez el que tienen los tímidos-, se atreven a hablar de una ética de la guerra civil. La neutralización de esa guerra civil, libre juego de las formas-de-vida, supone el triunfo de la economía y el reino universal de la hostilidad (IGC, 47). ¿Puede una ética de la guerra civil detener la globalización de esa hostilidad? Uno mismo, que oscila entre la furia de la subversión y el taoísmo de la conservación, no deja de asombrarse de que estas preguntas puedan formularse todavía. A pesar de lo que se diga, ¡qué lejos estamos en España de este valor para el desamparo del pensamiento! Aquí todo lo minoritario que intentamos está corroído por la publicidad. Los filósofos repiten en privado los mismos clichés que funcionan ya en público, la cáscara muerta de lo que se ha oído por fuera, en ese escaparate mundial que admiramos y que ellos desprecian[2].

Entretanto vivimos la escisión radical entre la insignificancia de la vida cotidiana, un silencio privado donde no debe ocurrir nada, y el estruendo del espectáculo, al que sólo las víctimas o las estrellas tienen acceso. En suma, residimos entre la "forma sin vida" del espectáculo y la "vida sin forma" de los sujetos (TB, 48). Cada semana se representa la tragicomedia de la separación: cuanto más separados están los hombres más se parecen a un modelo normativo, cuanto más se parecen más se detestan y cuanto más se detestan más se aíslan (TB, 51). Nuestra deriva hacia la obesidad mórbida, la desaparición muda o la tragedia inesperada proviene de que hemos decidido esquivar el trauma de una violencia cuya configuración en lenguaje podría erigirnos en agentes de una guerra civil que no tiene más alternativa que la muerte a plazos.

Y no es que no quede, finalmente, algún resto de duda. Es posible que Tiqqun descarte una de las variaciones favoritas de la existencia cualsea, esa estoica indiferencia de la individuación a la historia, lo que es igual, su colaboracionismo con cualquier formación histórica. ¿Por eso no citan a Baudrillard, porque les parece demasiado "burgués"? Ya Kierkegaard había insistido en que la intensidad ontológica del "caballero de la fe", el Dasein que quebranta lo general al mantener una relación absoluta con la paradoja, puede muy bien confundirse con "un dominguero cualquiera". Si la singularidad se sostiene empuñando su desfondamiento interno, apropiándose de su desamparo, ¿por qué este encono en transformar lo histórico? Puestos a ser malos, diríamos: Hablan como si no supieran que van a morir y que la forma de vida tiene la única tarea de asumir lo irremediable, convirtiendo en tarea esa revolución violenta que es la muerte. Aunque parten de la singularidad deleuziana, pueden resultar penosamente occidentales y "hegelianos" en el sentido de que el horizonte para ellos es la Historia, no la vida. Como si la vida pudiese cambiar bajo la historia y la revolución que es la vida mortal no hiciera posibles las revoluciones políticas... y al mismo tiempo estériles, muy limitadas en su alcance.

Pero tal vez esta impresión es equivoca y ellos tiene razón en que la singularidad de lo existente necesita que la historia salte hecha pedazos. La serenidad precisa el umbral de la cólera. En todo caso, este comunismo tardío no está a favor de una Revolución clásica, deudora del modelo trágico-soviético o del modelo cómico-grupuscular, sino de la máquina de guerra que es la singularidad dedicada en cuerpo y alma a darle forma a su abandono. Tal vez ellos se conforman con que logremos reapropiarnos de la violencia y encontremos una ética de la guerra civil que nos libre de este odio que se ha hecho global. Como ven, todo esto es extremadamente problemático. Les invito a que se asomen a este arduo desfiladero para que puedan tomar partido.

1. Tiqqun, Teoría del Bloom, Ed. Melusina, Barcelona, 2005. Tiqqun, Introducción a la guerra civil, Ed. Melusina, Barcelona, 2008. (En adelante los citaremos como TB e IGC, respectivamente). Junto con Dédalus, Bloom es el personaje central del Ulises de Joyce. Representa la existencia cualsea cuya insignificancia le permite asistir al devenir inmanente del mundo. Tomado el término de la Kabbalah de Luria, Tiqqun es otro nombre de ese devenir-práctico del mundo, el proceso de revelación de toda cosa como práctica, esto es, en la significación inmanente de sus límites. El Tiqqun es que cada acto, cada conducta, cada enunciado, en tanto acontecimiento dotado de sentido, se inscriba por sí mismo en su metafísica propia, en su comunidad, en su partido. "La guerra civil quiere decir solamente: el mundo es práctico; la vida, heroica, en todos sus detalles".

2. Todo para nuestro almodovarismo es cultural, libresco, orgullosamente progresista frente a una versión maniquea del pasado. Estamos a años luz de Italia o Francia porque aquí seguimos encantados con la religión del pluralismo, la cultura democrática y la imagen, sin aspirar más que a ocupar un lugar "de culto" bajo ese sol que suponemos mundial. Y de esta idiotez ya no se le puede echar la culpa a Franco, ni a la Iglesia, ni siquiera a la Caspa Universitaria. Es el peso de lo tradicional, el efecto pringoso de los gremios, el brazo laico del caciquismo católico. Aún no estamos suficientemente solos, abandonados. Todo se andará, se dice, y es cierto. La pregunta es: ¿cuándo? ¿tendremos para entonces, todavía, sangre en las venas?


(de rebelion.org)

Sarkozy is Babylon (3)

Sobre la detención de "radicales" en Francia

Terrorismo o tragicomedia

Giorgio Agambem

Durante la madrugada del pasado 11 de noviembre 150 policías, la mayoría de los cuales pertenecían a las brigadas antiterroristas, rodearon un pueblo de 350 habitantes en la meseta de Millevaches antes de penetrar en una granja para arrestar a 9 jóvenes (que habían recuperado la tienda de ultramarinos para intentar reanimar la vida cultural del pueblo). Cuatro días más tarde las 9 personas detenidas fueron llevadas ante un juez antiterrorista y "acusados de asociación de malhechores con fines terroristas" . Los periódicos informan que la ministra del Interior y el jefe del Estado "han felicitado a la policía y a la gendarmería por su presteza" Todo está aparentemente en orden. Pero intentemos examinar más de cerca los hechos y delimitar las razones y los resultados de esta " presteza " .

Primero , los motivos: los jóvenes que han sido detenidos "estaban siendo vigilados por la policía a causa de su pertenencia a la extrema izquierda y a la esfera anarco autónoma". Como precisa el entorno de la ministra del Interior, "tienen discursos muy radicales y contactos con grupos extranjeros" . Pero hay más: algunos de los detenidos "participaban de manera regular en manifestaciones políticas" , por ejemplo, "en las manifestaciones contra el fichero Edvige [1] y contra el refuerzo de medidas sobre la inmigración". Una adhesión política (es el único sentido posible de monstruosidades lingüísticas como "esfera anarco autónoma" ), el ejercicio activo de las libertades, el sostenimiento de discursos radicales basta para poner en marcha a la Subdirección antiterrorista de la policía (Sdat) y a la Dirección central de la oficina de información del interior. Ahora bien, quien posea un mínimo de conciencia política no puede sino compartir la inquietud de estos jóvenes frente a la degradación de la democracia que conllevan el fichero Edvige, los dispositivos biométricos y el endurecimiento de las reglas de inmigración.

En cuanto a los resultados, se podría esperar que los investigadores hubiesen encontrado en la granja de Millevaches armas, explosivos y cócteles Molotov. Ni mucho menos. Los policías de la Sdat cayeron sobre "documentos en los que se precisaban las hojas de paso de los trenes, municipio por municipio, con el horario de salida y llegada a las estaciones" . Es decir: un horario de la SNCF [2]. Pero también han requisado "material de escalada" . Es decir: una escala como las que se puede encontrar en cualquier casa de campo.

Es momento de volver a las personas detenidas y, sobre todo, al presunto jefe de esta banda terrorista "un líder de 33 años que procede de una clase acomodada y parisina y que sobrevive gracias al apoyo económico de sus padres" . Se trata de Julien Coupat, joven filósofo que dio vida no hace mucho tiempo, con algunos de sus amigos, a Tiqqun, una revista responsable de análisis políticos sin duda discutibles, pero que se sitúa aún hoy entre los más inteligentes de este periodo. Yo he conocido a Julien Coupat en esa época y guardo de él, desde un punto de vista intelectual, una perdurable estima.

Pasemos pues a examinar el único hecho concreto de toda esta historia. La actividad de los detenidos podría relacionarse con los actos malintencionados contra la SNCF que han causado el 8 de noviembre el retraso de algunos TGV [3] de la línea París-Lille. Estos dispositivos, si creemos las declaraciones de la policía y de los propios agentes de la SNCF , no pueden provocar en ningún caso daños a las personas: pueden como mucho al obstaculizar la alimentación de los pantógrafos de los trenes, causar retrasos de éstos últimos. En Italia, los trenes llegan con retraso muy a menudo, pero nadie ha pensado todavía acusar de terrorismo a la sociedad nacional de ferrocarril. Se trata de delitos menores aunque nadie los apruebe. El 13 de noviembre un comunicado de la policía afirmaba con prudencia que, tal vez, hay "autores de los daños entre los detenidos, pero que no es posible imputar una acción a alguno de ellos".

La única conclusión posible de este tenebroso asunto es que aquellos que hoy en día se comprometen activamente contra la manera (discutible) en la que se resuelven los problemas sociales y económicos, son considerados ipso facto como terroristas en potencia, aunque ningún acto justifique esta acusación. Hay que tener el coraje de decir con claridad que hoy, en numerosos países europeos (en particular en Francia y en Italia) se han introducido leyes y medidas policiales que en otros tiempos habrían sido juzgadas como bárbaras y antidemocráticas y que no tienen nada que envidiar a las que estaban en vigor en Italia durante el fascismo. Una de estas medidas es la que autoriza la detención preventiva durante 96 horas de un grupo de jóvenes imprudentes, tal vez, pero a los que "no es posible imputarles una acción". Otra igual de grave es la adopción de leyes que introducen delitos de asociación cuya formulación se deja intencionadamente en la ambigüedad y que permiten clasificar como "con fines" o "con vocación terrorista" unos actos políticos que hasta ahora nunca habían sido considerados como destinados a producir el terror.

  1. El fichero Edvige consiste en la posibilidad de que el Ministerio del Interior pueda archivar toda información sobre los ciudadanos mayores de 13 años respecto a sus actividades políticas, filosóficas, sociales, etc.
  2. Compañía nacional de ferrocarril.
  3. Tren de alta velocidad.


Artículo aparecido en el diario francés Libération el 19 de noviembre, traducido del italiano por Martin Rueff y del francés por Elena Garrido Torres.

(de rebelion.org)